dissabte, 29 de març de 2014

La sangre al revés

Colisionan las palabras Delirio en soledad Ni caso Por si acaso ni caso No sé qué decir veo Negro como la charca maligna Insoportable lección para malvados Cantar poemas de leche sobrenatural Esa vena es la que suena Se lo lleva un vendaval las palabras son un animal desquiciado Que se empotra en la sien de los condenados Nacido de una tarde de ardor Sudaba la concha La piedra de titanio entró en la caverna de miel Un ciempiés con cara de sandía Eso y al mediodía Totalmente loco lo parido Ese nacido Herida la sien del caballero ingenuo Un pelma grita dentro pero no puede salir del todo A medias Nada es Nada recuerda Nada regresa Nada de nada